La herencia recibida

A rebufo de los muy recomendables Gato Persa ha surgido una nueva criatura musical de inquietante nombre y agresiva impertinencia: Somos la herencia. Los unos y los otros hicieron reciente acto de presencia en la sala Tempo de Madrid para ofrecer dosis de agresión y violencia verbal a partes iguales.

Tabares, otra vez de visita en la capital, dejó constancia del evento mientras pensaba en los tiempos que se avecinan: tensión, densidad atmosférica e insultos.

·

·

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: