Speed Booster, ¿el final del principio?

Durante esta semana hemos conocido a través de páginas especializadas el lanzamiento de Speed Booster, un accesorio óptico de Metabones que amenaza con revolucionar el mercado de las cámaras y objetivos digitales.

La cuadratura del círculo

Speed Booster es un adaptador que permite montar objetivos SLR en cámaras mirrorless (cómpactas de objetivos intercambiables) con sensor APS-C, conservando aproximadamente la longitud focal nominal del objetivo, es decir, similar a la obtenida al usar el objetivo en una cámara full frame. ¿Cómo se consigue esto? El adaptador emplea el mismo principio de un extender, pero invertido: en lugar de aumentar la distancia focal y reducir la luminosidad, reduce la distancia focal con un factor de 0,71x y aumenta la luminosidad en un paso. Así, un objetivo Canon 85mm f/1.2 se convierte en un 59mm f/0.9. Al montarlo en una cámara mirrorless con sensor APS-C (factor de recorte 1,6x), se convierte en un 94mm f/0.9, esto es, muy parecido a la longitud nominal y un paso más luminoso. En una mirrorless con sensor Micro 4/3 (factor de recorte 1,97x) se convierte en un 116mm f/0.9.

Consecuencias

De confirmarse las bondades de este adaptador, el mercado de las cámaras full-frame podría recibir un serio varapalo. Si ya en los últimos meses se viene confirmando con fuerza el auge progresivo de las cámaras mirrorless, con marcas como Sony apostando muy fuerte con modelos de prestaciones cada vez más altas, la posibilidad de usar objetivos de calidad superior aumenta la sensación de peligro para los fabricantes de DSLR full-frame, que no dejan de ser cámaras reflex grandes y caras. Por otro lado, la posibilidad de utilizar objetivos de gama alta (el punto débil hasta ahora de las mirrorless más vendidas) conservando o incluso incrementando las prestaciones, abre otra puerta igualmente imprevisible y llena de posibilidades a fotógrafos y realizadores ansiosos por lanzarse a este “mestizaje” masivo de cámaras y lentes. Pero aún es pronto para sacar conclusiones, sin tener datos y pruebas reales que confirmen tanto las prestaciones de Speed Booster, como el efecto en la calidad y nitidez de las imágenes.

Disponibilidad

El modelo de lanzamiento es un adaptador de objetivos Canon para cámaras Sony NEX que, además, permite conservar la estabilización de imagen, datos EXIF y auto-enfoque para objetivos posteriores a 2006. Metabones ya anuncia adaptadores para Nikon (sin auto-enfoque ni estabilización), Leica, Contax y otras marcas. La comercialización debería empezar este mismo mes a través de la web de Metabones, con un precio alrededor de 600 dólares.

speed-booster

Anuncios

2 comentarios

  1. Parece el mundo al revés: un adaptador que mejora los objetivos !! El precio no es barato pero si hace lo que dice puede ser muy interesante. Como dices, habrá que esperar las pruebas. Gracias por la información.

    1. Hola Carlos, efectivamente habrá que esperar a los resultados con la ilusión de que cumpla lo que promete. Gracias por pasar, un saludo.

A %d blogueros les gusta esto: