Espacioso y profundo

El M.D.S.C.C. o “Madrid Deep Space Communications Complex” se esconde en los prolegómenos de la sierra madrileña desde mediados de los años 60. Sus enormes antenas de hasta 70m de diámetro se utilizan para el seguimiento y soporte instrumental de las sondas y vehículos de NASA que más lejos han llegado en la exploración del universo. Tal y como se explica en su web oficial, “el complejo de Madrid forma parte de una red mundial que cuenta con otros dos centros similares en Australia y California. La situación geográfica de los mismos, separados aproximadamente 120 grados en longitud, ha sido elegida para que los vehículos puedan mantener contacto con alguna estación terrena, independientemente del movimiento diario de rotación de la Tierra.”

Nos colamos con Leandro Tabares en las entrañas de un lugar fascinante y evocador.

.

.

Para ver más fotos visita a Leandro Tabares en Flickr

.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: