Maestros de la velocidad

Durante más de 60 años de historia, la Fórmula 1 ha generado niveles de expectación, épica, emoción, dramatismo y leyenda al nivel de muy pocos espectáculos en el mundo. Aquí va una selección de algunos de los mejores fotógrafos que, a lo largo de las décadas, han dejado constancia de todo ello.

Louis Klemantaski

El original. Asistió por primera vez a una carrera en 1936, ahí es nada. Capturó en imágenes los increíbles Auto Union, Mercedes y Alfa Romeo que se disputaban la hegemonía antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, cuando ni siquiera existía la Fórmula 1 como tal. Sus fotografías son un viaje en el tiempo. En una época en la que las medidas de seguridad brillaban por su ausencia, los fotógrafos se acercaban a escasos centímetros de los coches con resultados increíbles. Klemantaski siguió en activo hasta 1974. En la actualidad, su archivo contiene más de medio millón de imágenes, tanto propias como de otros fotógrafos.

Klemantaski

Fuente: www.klemcoll.com

Yves Debraine

Otro de la vieja escuela. Comenzó en 1953, cuando co-fundó el famoso anuario L’annee Automobile y se introdujo de lleno en el mundo de la competición. Se retiró a principio de los ’70 porque aquello ya no era tan divertido… flipante.

Fuente: www.klemcoll.com

Nigel Snowdon

Australiano, comenzó a patear en 1960 y no paró hasta más de 30 años después. Sus imágenes se pueden ver en incontables publicaciones de la época. También es autor de una serie de libros titulada “Formula One through the lens”. Como todos los de su época cubrió no sólamente la Fórmula 1, sino muchas otras categorías del automovilismo. Uno de sus trabajos más famosos, en 1970, fue haber fotografiado en el set de grabación de la película “Le Mans“, el clásico de culto de Steve McQueen.

Fuente: www.klemcoll.com

Bernard Cahier

Tras dos años viviendo en California, este marsellés de 25 años se presentó en el paddock de Monza en 1952 armado con su Kodak Retina II y dijo que iba a hacer un reportaje para una revista americana. Le dieron un pase de prensa ahí mismo (igualito que ahora, vamos). Durante los siguientes 30 años, Bernard Cahier fue fotógrafo, íntimo amigo de varios pilotos, relaciones públicas de Goodyear, consultor para la película “Grand Prix” de John Frankenheimer, y fundador de IRPA (International Racing Press Association). Se retiró en 1985, pero para entonces…

Paul-Henri Cahier

…su hijo Paul-Henri, criado en un hogar donde las visitas sociales se llamaban Fangio, Moss y Brabham, ya había comenzado a hacerse su propio nombre con la Pentax que su padre le había regalado. Después de un comienzo intermitente, fue a partir de los años 80 cuando dio el paso definitivo hacia la fotografía profesional. Hoy en día gestiona el ingente archivo propio y paterno mientras continúa cubriendo todas y cada una de las pruebas del campeonato.

Fuente: www.f1-photo.com

Rainer Schlegelmilch

El decano de los fotógrafos de Fórmula 1, asistió a su primer Gran Premio en 1962, y gestiona su propio estudio desde 1964. Ha publicado varios libros en los que documenta con fantásticos retratos, fotografía de acción y ambiental los grandes momentos del deporte. Para no perderse en su web, la colección de pilotos fumando y las comparativas antiguo vs moderno. A día de hoy sigue trabajando, llevando a cuestas su Canon 1D-MkIII y sus 50 años de experiencia.

Fuente: www.schlegelmilch.com

Bernard Asset

Tras asistir a su primer Gran Premio en Silverstone 1973, su trabajo en Autohebdo le hizo coincidir con la época dorada de los pilotos franceses en la Fórmula 1. Tuvo acceso casi ilimitado a la intimidad de muchos de ellos: Pironi, Laffite, Arnoux, Jabouille, Prost, Jarier, Depailler… la lista es larga. Fue el principal colaborador de la revista Grand Prix International, que a finales de los ’70 y principios de los ’80 ofrecía una cobertura sin igual, editando un número a todo color plagadito de fotos suyas, la semana siguiente a cada Gran Premio.

Fuente: www.bernardasset.com

Steven Tee

Otro que recibió el gusanillo por la vía familiar. Su abuelo era el propietario de LAT, la agencia de fotografía con el mayor archivo automovilístico del mundo. Comenzó como ayudante de cuarto oscuro y en 1987 empezó a viajar por todo el mundo cubriendo el mundial de Fórmula 1. Luego heredó la empresa, y ahí sigue, asistiendo a todas las carreras con su Canon 1D MkIII. Eso sí, él se queda en boxes y las pateadas se las pegan los que trabajan para LAT.

Fuente: www.latphoto.co.uk

Darrren Heath

Darren Heath llevaba algún tiempo publicando imágenes fantásticas en la revista F1 Racing cuando en 1997 saltó a la fama por la fotografía de la pedalera del McLaren MP4-12 (ver abajo). Heath se había dado cuenta de que los discos en las ruedas traseras de los McLaren se ponían al rojo vivo al salir de las curvas lentas, en aceleración, lo cual le hizo sospechar que allí había un gato muy encerrado. A la siguiente oportunidad en la que uno de los McLaren se quedó tirado en mitad de un circuito, Heath se acercó al coche y metió la cámara bien adentro. La foto descubrió un primitivo sistema manual de control de tracción accionado por un mini-pedal de freno al lado del pedal principal…

Fuente: www.darrenheath.com

*******************************************

El copyright de todas las fotos pertenece a los autores indicados.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: