Las fotos perdidas de Roald Amundsen

Roald Amundsen, explorador noruego de fama mundial, desapareció tal día como hoy, 18 de junio, del año 1928 mientras sobrevolaba el Océano Artico. Había acudido en ayuda de los supervivientes de una accidentada expedición al polo norte, pero su avión se estrelló sin dejar rastro. El lugar exacto de la tragedia sigue siendo un misterio, y el cuerpo de Amundsen nunca ha sido encontrado. El gobierno noruego incluso costeó recientemente dos proyectos submarinos para localizar los restos de su aeronave, sin éxito.

Algo similar casi sucedió con las fotografías de su más famosa expedición, la de 1910-1912 en la que al mando de un equipo de ocho hombres se convirtió en el primer explorador en alcanzar el polo sur geográfico. Conforme a su fama de organizador brutalmente eficaz el equipamiento estaba reducido al mínimo imprescindible, siempre con el éxito de la misión en mente. Según los registros, dos cámaras fotográficas fueron embarcadas rumbo al polo sur. Muchas de las imágenes capturadas por Amundsen con una de ellas y un gran trípode resultaron dañadas y tuvieron que descartarse en el momento de revelar. Las fotografías, en formato diapositiva, fueron reveladas y coloreadas por dos laboratorios de Hobart (Tasmania), por ser la isla australiana el primer lugar al que regresó mundsen tras volver de la Antártida en 1912. Para Amundsen, la publicidad en general y la fotografía en partícular no formaban parte de las prioridades de un explorador, por lo que nunca hubo un fotógrafo profesional en ninguna de sus expediciones (a diferencia, notablemente, de su gran rival Robert Scott cuyas expediciones iban equipadas hasta el exceso, con consecuencias nefastas). Es por eso que las imágenes tienen esa simpleza y desnudez tan acorde al entorno hostil en que fueron realizadas.

Durante más de 70 años, las imágenes supervivientes permanecieron olvidadas en el ático de la casa familar, hasta que en 1986 fueron descubiertas por la viuda de un sobrino de Amundsen (!), y poco después publicadas. Hoy en día constituyen un icono que nos retrotrae a la época de las grandes expediciones polares.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Un comentario

  1. …no creo que tuvieran problemas para conservar la película…

A %d blogueros les gusta esto: